Hoy

lunes, 2 de abril de 2012

REFLEXOLOGÍA

Reflexología o terapia zonal es la práctica de estimular puntos sobre los pies, manos, cabeza u orejas (llamados zonas de reflejo), basada en la creencia pseudocientífica de que tendría un efecto benéfico sobre otras partes del cuerpo, o de que mejorará la salud general.
La forma más común es la reflexología del pie, en el cual se aplica presiones. El pie está presuntamente dividido en un cierto número de zonas reflejas correspondiendo a todas las partes del cuerpo. Facilita la obtención de energía vital, ayuda a estimular el sistema inmunológico y crea un cuerpo más fuerte y una mente más tranquila.
Se ha observado empíricamente que sus practicantes no son capaces de diagnosticar correctamente los problemas de los pacientes. También se ha alegado que los principios en que dice basarse, son absurdos desde el punto de vista del conocimiento firmemente adquirido acerca del funcionamiento del cuerpo. En ausencia de pruebas empíricas de la validez de las pretensiones de la reflexología, y dada su inconsistencia teórica, es considerada por la comunidad médica y científica una pseudociencia.
Según algunos, la reflexología surge hace poco más de 4000 años, en culturas antiguas, hay evidencias que, por ejemplo, pueden encontrarse en los jeroglíficos egipcios. A pesar de tener una historia de unos cuantos siglos, resulta difícil admitir que la simple presión en un sitio determinado del pie pueda tener una repercusión a distancia sobre un órgano enfermo. Existen dos posibles explicaciones: la neurofisiológica y la de tipo energético.
A continuación os muestro unos mapas de las zonas reflejas sobre la reflexología podal, reflexología facial, reflexología manual y de la auriculoterápia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario